viernes, 12 de junio de 2015

Daniel Esteve recomienda libros de Jardí, Berger y Steadman.


Por Carlos Andueza

El ilustrador español Daniel Esteve es uno de los actuales residentes de Casa PLOP!, al igual que los chilenos Pedro Prado, Marcelo Escobar y Karina Cocq. Es oriundo de Zaragoza y licenciado en Bellas Artes de la Universidad de Barcelona. Llegó a Chile a comienzos del año pasado y sólo hace unos meses instaló su taller en la sala Alfredo Adduard de nuestra casa en Santo Domingo 520. Ha desarrollado su carrera de forma paralela en la docencia universitaria en España y en la ilustración independiente, y hoy visita PLOP! Galería para recomendar sus libros ilustrados favoritos. A continuación, sus sugerencias en sus propias palabras.



Pensar con imágenes de Enric Jardí: “Este es un libro de ejercicios, muy interesante, y que ya en la portada sobrepone el contenido al título. Plantea la labor de representar la enfermedad del Alzheimer con una imagen. Yo creo que ese es el primer ejercicio que debemos hacer los que trabajamos con la imagen, no sólo con la ilustración, para ver el real valor que le podríamos dar a nuestras imágenes. Yo creo que este libro ayuda mucho a desarrollar esa capacidad. De hecho, se lo presté a Marcelo Escobar y quedó muy entusiasmado también, así que estoy seguro que él lo recomendaría también. Y bueno, las ilustraciones de Jardi son increíbles, ingeniosas y con u grado de sarcasmo pocas veces visto”.



Cataratas de John Berger, con dibujos de Selçuk Demirel: “Es un libro sencillo en su diagramación, con texto e ilustraciones intercaladas, y narra el despertar de una operación de cataratas. Cuenta el origen de la palabra, la etimología, y viaja hasta las consecuencias de la enfermedad. Yo tengo un vínculo especial con Chile que se une además con este libro. Una vez, junto a mi mujer, nos reunimos con Rodrigo Browne, un profesor de ella en la universidad. Rodrigo nos dijo que su papá era ilustrador y diseñador y me dio su número de teléfono. Así me contacté con Allan Browne y un día nos juntamos en la Universidad de Valparaíso, donde trabajaba, y pasamos una mañana increíble conversando sobre su trabajo con Lukas y con la editorial de la universidad. Más tarde, conversando en Casa PLOP! con Claudio Aguilera, Pedro Prado y Marcelo Escobar me di cuenta que Allan Browne es una gran figura del diseño editorial y de la ilustración chilena. Desde entonces, mantenemos una comunicación por carta, porque él es una persona mayor que no usa Internet, y así me contó que él sufría de cataratas. Me acordé de este libro, lo compré y se lo envié por correo, a lo que él me respondió que lo había disfrutado mucho y que seguía esperando la operación. Por eso es un libro tan significativo para mí y lo recomiendo”.



La isla del tesoro de R. L. Stevenson, ilustrado por Ralph Steadman: “Lo escogí porque es una narración que escribió Stevenson para el hijo de unos amigos que estaba enfermo, y lo fue haciendo por capítulos.  Y también por las ilustraciones de Steadman. A este ilustrador lo descubrí a los 14 o 15 años y me rompió la cabeza, porque su metodología es el cómo no hacer las cosas. Él es expresividad pura. Hace poco vi un video de él dibujando y… bueno, en primer lugar, qué privilegio poder ver una cosas así en esta era. Antes era el secreto mejor guardado, el cómo dibujan los ilustradores. A mí me apasiona ver a las personas dibujar. En fin, el video me fascinó porque de una mancha sacaba una figura y de eso una narración y a eso le aplicaba color. Él es la informalidad absoluta para llegar a resultados muy expresivos y detallados. Y creo que La isla del tesoro ilustrada por él merece estar en tu biblioteca personal”.

Título: Pensar con imágenes
Autor: Enric Jardí
Editorial: Gustavo Gili
Precio: $17.500

Título: Cataratas
Escrito por: John Berger
Ilustrado por: Selçuk Demirel
Editorial: Gustavo Gili
Precio: $17.000

Título: La isla del tesoro
Escrito por: R. L. Stevenson
Ilustrado por: Ralph Steadman
Editorial: Libros del zorro rojo
Precio: $35.000

miércoles, 3 de junio de 2015

Amparo Phillips recomienda Una posibilidad entre mil


Por Carlos Andueza

La ilustradora Amparo Phillips, miembro del colectivo Monos con pincel y una de las expositoras de la muestra Atuendos, que actualmente está en nuestra sala Pepo, recomienda un libro esta semana. Elije uno conmovedor: Una posibilidad entre mil, de Cristina Durán y Miguel Giner Bour. ¿Por qué la emocionó tanto la historia y qué no le gustó del dibujo? Las respuestas en sus propias palabras.

“Lo que me pasa con este libro es que su dibujo no es mi estilo, pero también a veces me agrada forzarme a leer cosas que no son de mi gusto. Tengo que aprender de otras manos y darme cuenta que se pueden decir las cosas de otra forma. Además, me conmovió la historia, porque es muy cruda”.


“Se trata de una pareja que va a tener a su primer hijo y al nacer se dan cuenta que tiene una enfermedad. La historia cuenta cómo enfrentan todo ese drama: el hecho de que no puedan irse del hospital con su hijo, sus amigos y familiares que le preguntan qué pasó, y su propia angustia como padres. A lo mejor me tocan más estos temas porque estoy casada con un ginecólogo, entonces escucho este tipo de historias todo el tiempo”.

“Lo más fuerte es que es una historia real y el mismo matrimonio hizo este libro. Ellos hacen cómics y novelas gráficas y en este libro cuentan su historia. De todas maneras, yo creo que revivir todo ese proceso y procesarlo para hacer un libro debió haber sido terapéutico”.


“Y te comentaba que el estilo de dibujo no me gusta mucho porque es muy geométrico, muy vectorial. Lo veo muy duro y creo que si la historia ya es dura, la ilustración no debería ser así. Si hubiera tenido más matices habría sido más cálido, más sensibilizador. Pero es una cosa de gustos al final”. 

Título: Una posibilidad entre mil
Autores: Cristina Durán y Miguel Giner Bour
Editorial: Sins entido
Precio: $19.000


jueves, 28 de mayo de 2015

Jennifer King recomienda Shaun Tan, Magallanes, Bostelmann y Silva




Por Carlos Andueza

“A mí, como editora, la veta de no ficción me enciende la chispa y la transmisión de información me obsesiona”, confiesa Jennifer King, socia fundadora, editora y directora de la casa editorial chilena Confín Ediciones. “Entonces, me pasa que siempre estoy buscando nuevos métodos para que la gente esté leyendo y, al mismo tiempo, aprendiendo y entreteniéndose”. ¿Y dónde busca esos métodos? En otros libros, por supuesto. Como en las publicaciones que recomienda a continuación. “Siento que estos libros deberían tener más difusión de la que tienen, porque a mí me han sorprendido. Y cuesta mucho que los libros me sorprendan, soy muy exigente. Entonces, mi selección de libros pareciera que fuera al azar, pero en realidad lo que tienen en común es que yo creo que son subvalorados”. Esos libros son:



Dos círculos centrados, de Alejandro Magallanes. “En primer lugar, él hace libros desde el diseño y me encanta ese concepto base. Sus libros siempre son muy gráficos y eso es algo que yo también profeso. Y a pesar de que este libro casi no tiene palabras, porque es un libro de cartón para primeros lectores, hace una constante metáfora de lo que podrían ser dos círculos concéntricos y finalmente llega a ser muy sorprendente tanto para niños como para adultos. El libro propone distintas miradas de la realidad y creo que eso es la mejor opción para hacer entrar a los niños al mundo de los libro, que es uno de mis principales objetivos en la vida. Y por lo mismo, a pesar de que el libro tenga doce páginas, puedes pasarte una mañana entera jugando con los más pequeños, porque apela a la imaginación. Me parece alucinante, y bien podría funcionar como trabajo de aula”.



Mi lista de envidias, escrito por Irene Bostelmann e ilustrado por Catalina Silva: “Tuve el privilegio de conocer este libro antes de que se editara. Técnicamente, es muy destacable la ilustración, porque la Cata Silva usa sus propios pelos para ilustrar y la reproducción fotográfica de ese trabajo está muy bien cuidada. Además, en lo macro, creo que el texto es excelente, porque es un muy buen puente para acercarse al tema de la envidia, que en Chile es un temazo. Yo no he visto otro libro que trate el tema de la envidia en niños, que es algo que se debe reconocer y frenar, de alguna forma. Y por eso creo que Mi lista de envidias es un libro que se debe recomendar a personas de todas las edades”.



Esbozos de una tierra sin nombre, de Shaun Tan: “Shaun Tan no podía quedar afuera de esta selección, porque es mi ídolo máximo de todos los tiempos. Él es mi mayor referente en cuanto a narrativa visual y libro álbum, y este libro en particular se lo recomiendo mucho a diseñadores e ilustradores y a los fanáticos de Shaun Tan, porque es como el making of de sus libros. Este libro se diferencia de otra publicación de bocetos que tiene porque aquí él nos acerca a su tren de pensamiento, explica de dónde vienen sus referentes, muestra los bocetos previos de sus ilustraciones y revela el origen de sus metáforas. Lo encuentro muy generoso por entregar de esta manera su proceso creativo. ¡Este libro es como la cabeza de Shaun Tan! Es realmente una joyita”.



Título: Dos círculos centrados
Autor: Alejandro Magallanes
Editorial: Ediciones El Naranjo
Precio: $13.500

Título: Mi lista de envidias
Escritora: Irene Bostelmann
Ilustradora: Catalina Silva
Editorial: Gata Gorda Ediciones
Precio: $12.000

Título: Esbozos de una tierra sin nombre
Autor: Shaun Tan
Editorial: Barbara Fiore Editora
Precio: $21.000

miércoles, 20 de mayo de 2015

Maritza Piña recomienda El paréntesis de Élodie Durand


Por Carlos Andueza

La ilustradora Maritza Piña, miembro del colectivo Monos con pincel y una de las expositoras de la nueva muestra Atuendos que está abierta al público en nuestra sala Pepo, visita PLOP! Galería para recomendar la novela gráfica El paréntesis de la artista francesa Éloise Durand. El libro es el emotivo testimonio de su autora, una sobreviviente de cáncer. La ilustradora chilena rescata la temática como positiva y enriquecedora. Su comentario, a continuación.

“Siento que es importante tocar todos los temas, porque la vida real no siempre tiene cosas buenas. Y a pesar de que existen enfermedades terribles es bueno saber que también existen maneras de salir de ellas. Todo depende de cómo uno lo tome. Las cosas malas que pasan en la vida también pueden ser un motor para crear algo, plantearlo de una manera bella y mostrarlo. Este libro es una muestra de eso. Se llama El paréntesis, fue escrito y dibujado por Élodie Durand, y en él ella relata cómo fue su viaje por el cáncer cerebral”. 




“A la autora le detectaron un tumor cuando estaba en la universidad estudiando arte. Era muy joven y eso también es muy heavy. Y ella, durante ese proceso, realiza una serie de dibujos que también están intercalados en esta historia. O sea, ella hizo este libro post enfermedad, pero en él también muestra con sus dibujos lo que pasaba en su mente cuando estaba enferma. 

“Por la naturaleza de su tumor, su memoria fue afectada, entonces ella no se acuerda de muchas cosas, sobre todo del tiempo en que duró su enfermedad. Entonces, ella construye este libro en base a dibujos que hacía inspirada en las cosas que le contaba su familia”. 



“Es un libro que te llega... te remece. Uno da por sentadas tantas cosas. Tienes tu vida tan segura, armada y uno planifica y planifica, pero la realidad es que el futuro es incierto. Y a lo mejor va a sonar muy horrible lo que voy a decir pero… no sé si tenga sentido proyectarse tanto. Yo creo que tiene sentido la típica frase cliché ‘sé feliz y vive el momento’”.

“También creo que es enriquecedor saber cómo una persona pudo superar una enfermedad así, a pesar del miedo que puede provocar y de las altas probabilidades de volver a padecerla. Entonces, que la autora haya hecho fuerzas de flaqueza y haya creado este libro, a mí me parece increíble”.



Título: El paréntesis
Autora: Élodie Durand
Editorial: Sins Entido
Año: 2011

Precio: $16.000

miércoles, 13 de mayo de 2015

Pedro Prado recomienda Lukas, Marcelo Escobar y Un sueño llamado Quimantú


Por Carlos Andueza

El historietista Pedro Prado, autor de la novela gráfica Santa María 1907, recuerda su infancia y sugiere la obra de un amigo en la recomendación de libros de la semana. Confiesa su admiración por el trabajo de Lukas y enlaza al dibujante con el ilustrador Marcelo Escobar. Además, advierte que hace falta mayor investigación sobre el cómic y la ilustración y que es tan necesaria como la producción creativa.

“Elegí recomendar juntos el libro Bestiario del reyno de Chile de Lukas con el libro Lo que todos nombran pero nadie ha visto de Marcelo Escobar porque son dos libros bien entrañables para mí, aunque uno más que el otro. El libro de Marcelo fue un descubrimiento, pero el de Lukas fue un libro con el que crecí. En mi casa han estado, desde que tengo memoria, dos libros de dibujo importantes: Apuntes porteños y Bestiario, ambos de Lukas. Y lo que me fascinó de su trabajo fue el dibujo como investigación sociológica. Cuando niño leía los cómics de Marvel y DC, pero Bestiario siempre me llamó la atención y a medida que fui creciendo lo entendí mejor. Me encanta su humor picaresco y satírico brutal”.


“Tiempo después me encontré con esta maravilla de Marcelo Escobar, Lo que todos nombran pero nadie ha visto,  y para mi sorpresa estaba ligado directamente con el proyecto de Lukas. De hecho, en su dedicatoria dice literalmente: ‘A Lukas y su Bestiario del reyno de Chile, inspiración para generaciones de ilustradores’. Leí eso en la primer página y quedé absolutamente atrapado. Después, al leerlo, pensé que a mí me hubiera encantado hacer algo así”. 


“¿Por qué los recomiendo como dupla? Porque, si bien ambos libros brillan por sí mismos, en los dos se nota la intención de destacar lo social mediante el dibujo. Y lo que hace Marcelo después de anunciar su inspiración en Lukas es actualizar el sentido del humor, las técnicas y la investigación. Todo eso le da un espesor mucho más ambicioso a su libro y sale muy bien parado. Yo creo que su trabajo está a la altura de un clásico como el de Lukas. Ambas obras las recomiendo a los amantes del dibujo y a los que dibujamos”.


“Y también quise sugerir el libro Un sueño llamado Quimantú de Hilda López. Ella,  Jorge Montealegre y otros se han dedicado a investigar sobre el cómic y la ilustración y creo que esa es una pata muy necesaria de esta mesa. Es feo que un dibujante lo diga pero creo que hay una hipertrofia de producción creativa. Hay demasiada producción en relación a la investigación que se hace respecto al tema. Y hay que pensarlo también”. 


“A este libro en particular le tengo un cariño enorme porque está dedicado a un proyecto muy bello que fue la editorial Quimantú, una editorial en la que el Estado se hacía cargo de bajar los precios y asegurarse de que todas las personas tuvieran acceso a libros de calidad. Y yo creo que Un sueño llamado Quimantú nos enseña a todos que para que un libro llegue a las manos de alguien y brille son necesarios editores, impresores, políticos y muchas personas más. Además, cuenta una historia que le recuerda a los dibujantes que no están solos, que su trabajo puede ser una preocupación de una sociedad completa porque ha habido proyectos en Chile que así lo han demostrado”.  

Título: Bestiario del reyno de Chile
Autor: Lukas
Editorial: RiL editores
Precio: $6.500

Título: Lo que todos nombran pero nadie ha visto
Autor: Marcelo Escobar
Editorial: OchoLibros
Precio: $12.000

Título: Un sueño llamado Quimantú
Autora: Hilda López
Editorial: Ceibo ediciones
Precio: $15.000

jueves, 30 de abril de 2015

Marcelo Pérez Dalannays recomienda Fundamentos del diseño


Por Carlos Andueza

El sitio web Grafiscopio.com se encarga de difundir información legal, tributaria, comercial y metodológica sobre profesiones del área gráfica. Su director y fundador es el diseñador gráfico e ilustrador chileno Marcelo Pérez Dalannays, quien desde el próximo miércoles 6 de mayo impartirá el taller Grafiscopio: Gestión de obra gráfica en Casa PLOP! (inscripciones abiertas hasta el lunes 4 de mayo. Más información aquí). Hoy, visita nuestra tienda y recomienda un libro clave para todos los profesionales del área gráfica: Fundamentos del diseño de Wucios Wong. 

"Ayer estaba viendo este libro a propósito de un debate que tuvimos en el grupo de Facebook de Open D. Diseño para todos (comunidad abierta que fomenta el aprendizaje colectivo de la disciplina). Un debate más bien cabezón sobre las perspectivas del diseño, hacia dónde va, si conviene o no colegiarse y la relación entre diseño y arte. Y ese tipo de conversación hace que uno vuelva hacia atrás, como cuando se buscan las raíces del rock y se llega al blues, lo mismo".



"Cuando estaba en primer año de universidad, en el año 1996 antes de Cristo, un profesor nos decía, tomando como base este libro, que así como el fin último de la medicina es la vida, y el del derecho es la justicia, el fin último del diseño es el orden. Nos decía que la simetría, el orden riguroso y todo lo que conocemos como figuras geométricas son estructuras o propiedades inventadas por el ser humano. ¿Por qué uno entiende un libro o un diario? ¿Cómo está ordenada una imagen? ¿Cuál es su lenguaje? Gran parte de lo que aprendí de todo eso viene de este libro". 

"Lo increíble es que Fundamentos del diseño es un libro muy antiguo, ha pasado por muchas generaciones y se sigue reeditando por el gran aporte que hace a la disciplina. Todas las leyes están tan bien explicadas, de forma tan sintética y clara, que en el fondo es muy poco lo que hay que cambiar, excepto algunas modificaciones relativas a las nuevas tecnologías. Así que, si tuviera que recomendar un libro en la línea de lo que estoy haciendo con Grafiscopio, escogería este, porque tarde o temprano en el ejercicio profesional uno vuelve a esto, a los fundamentos".



"Además, las leyes que trata este libro no son sólo aplicables al diseño, son más bien las estructuras de una imagen, y esa lógica es aplicable a la ilustración, a la comunicación audiovisual, a la fotografía, y a tantas otras disciplinas".

Título: Fundamentos del diseño
Autor: Wucius Wong
Editorial: Gustavo Gili
Precio: $32.000

miércoles, 22 de abril de 2015

Cecilia Toro recomienda Al sur de la Alameda


Por Carlos Andueza

Cecilia Toro es animadora e ilustradora. Se ha especializado en la narración de historias mediante personajes de plasticina, y por ello le dicen la plastiniña. Ha colaborado en numerosas producciones audiovisuales, principalmente cortometrajes realizados con la técnica del stop motion, como la serie Enetenetú y la campaña El Ogro y el Pollo (TVN), y ha ilustrado cuentos infantiles con las fotografías de sus personajes, como Blancanieves y La niña de los fósforos para la promoción Sueña Leyendo de Viva Leer Copec. Hoy, Cecilia visita PLOP! Galería y recomienda una de sus lecturas favoritas del último tiempo: la novela gráfica chilena Al sur de la Alameda (Ediciones Ekaré Sur), escrita por Lola Larra e ilustrada por Vicente Reinamontes.



Cecilia destaca el registro que hace esta novela gráfica del movimiento estudiantil chileno: "Me gustó Al sur de la Alameda porque es uno de los pocos libros que se hace cargo de documentar ese momento histórico de Chile, y Lola Larra lo hizo con muy buenos personajes, una cuota de suspenso y un buen cierre, tan difícil de encontrar en las novelas gráficas chilenas. Sin ánimos de spoiler, el libro se aleja de la fiebre de la marcha, y cuenta la historia desde otro punto de vista. Para mí, inesperado". 


"El arte de Vicente Reinamontes es destacable también. Traspasó toda esa energía adolescente con un trazo fuerte y seguro. Al leer y ver el libro, uno puede estar ahí con los personajes, se siente la atmósfera, se sienten todos los rincones. Casi se puede sentir la lacrimógena también".


"Creo que este tipo de libros marca o debería marcar un estilo de novela gráfica chilena más despierta, más reflexiva y con nuevos aires gráficos no tan suaves e ingenuos, porque las cosas que pasan en Chile no son así. Todo lo contrario. Así que, absolutamente recomendable. Además, me encanta que libros como este sean reconocidos en el extranjero. Me siento más identificada", asegura Cecilia, refiriéndose al premio White Ravens 2014 otorgado por la International Youth Library de Munich a Al sur de la Alameda.

Título: Al sur de la Alameda. Diario de una toma
Escrito por: Lola Larra
Ilustrador por: Vicente Reinamontes
Editorial: Ekaré Sur
Año: 2014
Precio: $19.000

miércoles, 15 de abril de 2015

Malaimagen recomienda Gustavo Sala y Karlo Humor


Por Carlos Andueza

Malaimagen, autor del libro Sin Tolerancia, el cómic de Tolerancia 0, visitó PLOP! Galería, eligió un cómodo lugar para sentarse y disfrutó de la lectura de dos de sus autores favoritos: el argentino Gustavo Sala y el chileno Karlo Humor. Dos autores muy distintos, pero a los que Malaimagen admira por igual. ¿Por qué? A continuación, él mismo explica las razones.



"Karlo Humor me gusta porque trabaja el humor gráfico sin texto, el humor mudo, y eso es algo que yo creo es muy difícil de hacer. En general, admiro a los autores que son capaces de hacer muchas tiras sin diálogo. Cuando he tratado de hacerlo me ha costado mucho y creo que, generalmente, es más fácil apoyarse en un texto para cerrar una idea, en cambio, cuando se logra con dibujos solamente es genial. Además, Karlo tiene todo un trabajo de humor blanco que tampoco es fácil de lograr. Don Serapio es un cómic que retrata a cuatro ancianos y es increíble que es disfrutado por todo tipo de público, de todas las edades. Lo encuentro muy original. Uno de los dibujantes chilenos que más me gusta y recomiendo".


"Gustavo Sala es todo lo contrario a Karlo Humor. Me gusta el uso que hace de la tinta china, la maneja muy bien. El nivel de detalles que logra con la pluma lo encuentro fantástico. Me gusta, además, que cada personaje es distinto al otro. Y bueno, su trabajo es una oda al mal gusto: en sus viñetas aparecen marcianos pedófilos porque sí, cabezas parlantes de niños africanos, etcétera. La gracia es que, como lector, te pilla desprevenido con ese tipo de dibujos. Lo otro que me gusta es que ha incorporado elementos de la música, como en Bife angosto o en Lo que no importa está acá, y lo encuentro entretenido porque incluye a bandas o músicos que conocemos todos: molesta a Charly García por gordo y porque se le olvidan las letras, a Kiss porque están cada vez más comerciales, a los Beatles a propósito de nada… y de repente sale Hitler. No sé, me gusta que no tenga ningún tipo de corrección política. Bueno, a veces se va a al chancho también, pero eso es lo divertido de Gustavo Sala".


Título: Don Serapio
Autor: Karlo Humor
Editorial: Visuales
Precio: $6.000

Título: Bife angosto 3
Autor: Gustavo Sala
Editorial: Ediciones de la Flor
Precio: $8.000

Título: Lo que no importa está acá
Autor: Gustavo Sala
Editorial: Moebius
Precio: $10.000

lunes, 13 de abril de 2015

El ilustrador de la semana: Fernando Krahn, el mundo en una gota de tinta


Entre la contingencia y los cuestionamientos vitales, entre la risa interior y la fantasía sin contrapesos, entre la ilustración para libros infantiles, las coloridas animaciones y el sarcasmo estremecedor, Fernando Krahn (Santiago, 1935 - Barcelona, 2010), el más internacional de los dibujantes chilenos, supo mantener su identidad sin importar el territorio que pisara o el soporte en el que sus trabajos se publicaran.


Con una carrera extraordinaria que lo llevó a colaborar con las más prestigiosas revistas y editoriales de Europa y Estados Unidos, el artista, como escribió Miguel Rojas Mix, siguió “como un rastreador la pista de la anécdota para descubrir debajo de la ordinariez de lo cotidiano, o de las angustias del sueño, la esencia de lo humano”.

Pese su prestigio internacional -o quizá por eso mismo- su propia pista se pierde en los borrosos, y todavía poco iluminados recovecos de la historia de la ilustración chilena, ocultando su figura tras un velo de desconocimiento y falta de material. 

El libro Los mundos de Krahn (Lom Edciones), de Andrés Borlone, presentado poco tiempo después de su muerte vino a cambiar la situación. Con una edición de cuidada factura y no muy habitual preocupación por los detalles, el libro despliega con exquisitez su trabajo, vida y contexto, para mostrar a través de generosos ejemplos la profundidad de una obra sencillamente inagotable.


Desde entonces, no ha dejado de crecer el interés por su trabajo. La editorial Kalandraka ha vuelto a poner en circulación sus libros para niños, entre ellos clásicos como ¿Quién ha visto las tijeras?, El señor Top y Huella Gigantes, y algunos de los más de 30 libros que hizo junto a María de la Luz Uribe, escritora y compañera de toda la vida, mientras que, por estos días, una gran muestra retrospectiva recorre distintas ciudades de España presentando gran parte de su diverso e inclasificable legado.
Aún queda mucho Fernando Krahn por descubrir. Pero su voz, a cinco años de su fallecimiento, continúa escuchándose clara y llena esperanza y de cariño por el oficio de ilustrar: “En mi trabajo ha sido fundamental la constancia. Sin ella estás perdido. Tengo que tener la confianza de que esto tiene que salir adelante. Y así ha sido. Es una cosa de actitud, hay gente que es pesimista y que no puede sencillamente”.
Por Claudio Aguilera




Para conocer más

Encuentra en PLOP! Galería los libros El señor top (Faktoría K), ¿Quién ha visto las tijeras? (Kalandraka), Pero, Pero (Libros de la mora encantada) Huellas gigantes (Kalandraka) y Los mundos de Krahn (Lom Ediciones).
Actualmente la muestra El mundo ilustrado puede visitarse en CasaAmérica de Madrid. Un breve recorrido aquí.
Algunos de los libros de Fernando Krahn animados por la Krahnfactory. Aquí.
Entrevista realizada por la periodista Ángela Precht. Aquí
Un documental dedicado a la escritora María de la Luz Uribe. Aquí

miércoles, 8 de abril de 2015

Marcelo Escobar recomienda Oski, Pacheco, Krahn y Pedro Prado



Por Carlos Andueza

Marcelo Escobar es diseñador e ilustrador. Ha colaborado con medios como La Tercera y El Desconcierto e ilustrado historias clásicas, como La Odisea, Crimen y Castigo, Martín Rivas, Sub Terra, entre otras, para una colección de editorial Origo. Su trabajo se ha expuesto en Santiago en 100 palabras y en PLOP! Galería. Hoy visita nuestro sitio web y comenta alguno de sus libros e ilustradores favoritos.


Moby Dick: “Este es un libro que me fascina. Es un clásico norteamericano, una novela llena de símbolos y creo que esta edición ilustrada por Gabriel Pacheco es de una factura impecable. Yo conocía una que es la clásica, del año 30, y esta edición le da una nueva vuelta, con ilustraciones más lúdicas. ¡Es espectacular! Lo recomiendo porque es un clásico y por la conexión que tiene con  Chile. Además, las ilustraciones de Gabriel Pacheco están a la altura de la novela, y creo que eso es algo que se le debe pedir a un buen ilustrador. Lo recomiendo a ojos cerrados”.


Santa María 1907: “Creo que esta historieta es una de las piezas que componen el imaginario colectivo de la matanza, junto a la Cantata de Santa María de Iquique y a varios libros más. Falta una película en el cine. Mi fascinación por esta novela gráfica también va por el tratamiento que se le dio, que es cercano a lo que hizo Art Spiegelman en Maus, con personajes como animales, por ejemplo. La novela en la que se basó esta historieta, escrita por Hernán Rivera Letelier, es fascinante. Recomiendo conocer esta historia a todos los que no la conozcan, sobre todo al público joven”.


El fantasma de Caterville: “Otro texto clásico. Esta edición de la historia de Oscar Wilde está ilustrada por uno de mis maestros, uno de los ilustradores que más admiro, que es Oski. Creo que él hace una perfecta comunión entre el dibujo humorístico y la ilustración, porque comenzó haciendo viñetas de humor, después se transformó en ilustrador, dedicándose a los cuentos clásicos, y alcanzó un dibujo irrepetible, con mucha personalidad. Esta edición de El fantasma de Canterville es una de sus cumbres. Yo creo que Oski es uno de los mejores dibujantes de Latinoamérica”.


Los mundos de Krahn: “Este libro es una revisión, un redescubrimiento del trabajo de Fernando Krahn, editado por LOM. Una edición muy entretenida porque es como una agenda, con bordes redondeados, en donde uno puede ver el desarrollo de Krahn como dibujante, desde su inicio poco depurado, hasta alcanzar su estilo más personal. Creo que Krahn es uno de los dibujantes más desconocidos de Chile, pero también uno de los mejores. Él terminó haciendo viñetas humorísticas de un solo cuadro y sin texto, que a mí me parece la forma más elaborada, inteligente y difícil de hacer humor gráfico”.


Título: Moby Dick
Escritor: Herman Meville
Ilustrador: Gabriel Pacheco
Editorial: Hueders
Precio: $25.000

Título: Santa María 1907
Autor: Pedro Prado
Editorial: LOM
Precio: $13.000

Título: El fantasma de Canterville
Autor: Oscar Wilde
Editorial: Libros del zorro rojo
Precio: $19.000

Título: Los mundos de Krahn
Editor: Andrés Borlone
Editorial: LOM
Precio: $19.000


lunes, 6 de abril de 2015

El ilustrador de la semana: Gabriel Pacheco, azul profundo


Como no hay un solo azul en el cielo o en el mar, no hay un solo azul en la obra del ilustrador mexicano Gabriel Pacheco. Está el azul vivo de un río, una fuente o una gotera en El hombre de agua (Kalandraka); el azul perfumado de sal, frío glaciar y aventura que inunda las páginas de Moby Dick (Hueders); el azul mineral y sagrado de 12 poemas de Federico García Lorca (Kalandraka); el azul que es nostalgia, olvido y reencuentro, en Arenas movedizas (FCE); el azul que tiñe de cielo los muros y los abre hacia el infinito en Taller de corazones (OQO); el azul que es soledad y fantasía en su adaptación de La Sirenita de Andersen o es sabiduría sigilosa en su pantera Bagheera para El libro de la selva (Sexto Piso).


Probablemente  ni siquiera se trate de un color, sino más bien de un personaje, un arlequín de cobalto (pensando en Picasso), una Venus eléctrica (evocando a Klein) que va saltando de libro y en libro con la libertad de una gota de lluvia, el ímpetu de una marea o la fuerza arrolladora de un lágrima. Incluso puede que se trate sencillamente de un estado de ánimo, que vibra, suave o intenso, silencioso o estridente, en sintonía con el texto y con las emociones del lector. “Una manera de adjetivar las cosas”, como dice el propio ilustrador en referencia a su personal manera de utilizar los colores.




Lo cierto es que el azul es el gran protagonista de la obra de Pacheco y está así para hablarnos en un idioma antiguo y poderoso, arrastrarnos en una corriente de sensaciones que apenas podemos describir con palabras.  Una fuerza tal vez secretamente emparentado con el Azul de nuestros antepasados mapuches, el color, en palabras del  poeta Elicura Chihuailaf, “de origen y destino”,  el “color que habita nuestro espíritu y nuestro corazón”.  

Por Claudio Aguilera

Para saber más
Sitio oficial de Gabriel Pacheco.  Aquí.
Una entrevista en profundidad a Gabriel Pacheco en Anormalmag. Aquí. 
Entrevista realizada por Fundación La Fuente durante la visita de Gabriel Pacheco a Chile invitado por PLOP! Galería. Aquí.
Una conversación con Javier Sobrino. Aquí.
Un cortometraje en honor a su libro El hombre de agua. Aquí. 


lunes, 30 de marzo de 2015

El ilustrador de la semana: Diego Bianki



En la larga y fructífera historia de la ilustración latinoamericana no son escasos los autores que han desarrollado una obra fecunda, de riqueza expresiva y desbordante talento técnico. Sin embargo, son menos aquellos que, además de poseer estas características, han sido un aporte al desarrollo integral de la disciplina, a su difusión fuera de nuestras fronteras y a su consolidación en tanto práctica y discurso.
El ilustrador, diseñador y editor argentino Diego Bianki es sin duda uno de ellos. A lo largo de su carrera ha demostrado una enorme coherencia al trazar un camino en el que la ilustración es ante todo un modo de comunicación que se nutre de un arsenal de técnicas y soportes en constante renovación y obliga a sus autores a evitar la seguridad de la forma aprendida para buscar siempre un nuevo límite que cruzar.


Desde el grafismo callejero y espontáneo de los años de Lápiz Japonés a los coloridos trazos de un libro como Abecedario, pasando por la resignificación de etiquetas, boletos y otros papeles fútiles que atesora en sus croqueras y toman nueva vida en títulos como Candombe y Buenos Aires, o el uso de la fotografía en Con la cabeza en las nubes, de cajas recicladas y pintadas que sirven para hablar de inclusión y diferencia en Rompecabezas, de tipografías magnificadas y trozos de revistas descontextualizadas para sus colaboraciones con la prensa, Bianki experimenta sin fatigarse y se apropia de los elementos que lo rodean para descubrir nuevas maneras de llegar -y nutrir- al lector.


Por Claudio Aguilera

Para saber más
Página persona de Diego Bianki: www.diegobianki.com
Sitio de Pequeño Editor: www.pequenoeditor.com
Una extensa entrevista sobre uno de los temas recurrentes de Bianki: el carnaval. Aquí.

El arte desarma tu cabeza, una actividad creada por Diego Bianki que ha reunido en más de una decena de ciudades latinoamericanas a ilustradores y niños. Aquí. 

miércoles, 25 de marzo de 2015

Pati Aguilera recomienda los libros más bellos del 2014


Por Carlos Andueza

“¡Son los libros más bellos del mundo! Y no lo digo sólo yo, lo dijo la Unesco en 2014”. La ilustradora y diseñadora gráfica Pati Aguilera se refiere a Caperucita Roja, La Bella Durmiente del bosque, La Cenicienta y Blanca Nieve en la casa de los enanos de editorial Amanuta. Estos cuatro libros, pertenecientes a la colección Poesía ilustrada de esa editorial chilena, obtuvieron el premio “Libro más bello” 2014, otorgado por la comisión alemana de la UNESCO y la Fundación Alemana de las Artes Gráficas. 

“Esta colección me gusta por muchas razones”, afirma la socia fundadora de PLOP! Galería. “Son cuentos clásicos, los ilustradores seleccionados son muy talentosos y los textos fueron escritos por Gabriela Mistral. Entonces, esta colección reúne muchos factores muy importantes. Además, el diseño es otro punto importante. Todas las tapas de estos libros son serigrafiadas y presentan un tipo de encuadernación que no es común, así que para mí estos son libros objeto”.


¿Su libro favorito? “La Caperucita Roja, por supuesto. De hecho, estoy armando una colección de libros de la Caperucita roja. Además, esta versión está ilustrada por Paloma Valdivia, una de mis ilustradoras favoritas, y por eso esta colección es importante para mí”.

Los libros de esta colección cuentan con un comentario crítico del investigador chileno de literatura infantil Manuel Peña Muñoz y Pati Aguilera asegura que sus textos son un gran aporte a estas publicaciones. “Manuel Peña entrega datos importantes de las versiones originales de cada cuento. Él explica los cambios hechos por Gabriela Mistral en sus propias versiones. En el de la Caperucita, por ejemplo, explica que Mistral se basó en el cuento de Charles Perrault (escritor francés), con la versión trágica del cuento, en la que Caperucita es devorada por el lobo, en vez de en la versión de los hermanos Grimm (escritores alemanes), en la que aparece el leñador y la salva”.


La autora del blog Cositas ricas ilustradas y de su libro Para chuparse los dedos, asegura que le encanta que estos cuentos sean reinventados cada cierto tiempo. “Es increíble pensar que estos cuentos son inagotables. Yo tengo casi treinta versiones de La caperucita roja y existen millones. ¡Yo sueño con hacer mi propia versión algún día!”, confiesa.

Finalmente, ¿a quién le recomienda los libros más bellos del mundo? “¡Se los recomiendo a todos!. Son cuentos clásicos; los padres siguen leyéndoselos a los hijos y los profesores siguen mostrándoselos a los niños en el colegio. Yo se los leo a mi hija Violeta y a ella les gustan mucho. La Caperucita Roja sobre todo, en todas sus versiones”.


Títulos: La Caperucita Roja, La Bella Durmiente del bosque, La Cenicienta y Blanca Nieve en la casa de los enanos.
Ilustrados por: Paloma Valdivia, Carmen Cardemil, Bernardita Ojeda y Carles Ballesteros, respectivamente.
Escritos por: Gabriela Mistral.
Editorial: Amanuta
Año: 2013
Precio: $10.500